Día del Orgasmo Femenino: hacerse cargo del placer

 

“Es importante que la mujer disfrute no solo por el derecho al placer, sino también por la posibilidad de reencontrarse con el propio cuerpo y con el placer”, afirma la sexóloga Alejandrina Román de Giro en el Día Internacional del Orgasmo Femenino que se celebra cada 8 de agosto.

Tan prohibido, escondido y víctima de todo tipo de tabúes ha sido el orgasmo en la mujer que hasta necesitó de un día para que se hable de él abiertamente. “Muchas mujeres vienen al consultorio porque no lo conocen o no lo han podido lograr, aunque parezca mentira con la información que se tiene. Vienen a pedir ayuda para lograr encontrarlo porque muchas veces piensan que es producto de la inexperiencia de su pareja y de la propia inexperiencia”, agrega la especialista.

Alejandrina sentencia: “Es importante que cada mujer se haga cargo de su propio placer”. Y para que cada una logre ese objetivo lo que hace falta es el conocimiento del cuerpo a través de la masturbación.

“Es algo que también ha sido durante siglos negado porque era considerado un pecado, algo negativo, algo sucio y la mujer muchas veces se ha negado conocerse a sí misma, lo importante es que se pueda conocer y de ese modo compartir con la pareja lo que ha descubierto de su cuerpo y ser ella quien enseñe a su pareja. Hay mucha información hoy pero eso no quiere decir que se hayan superado los tabúes que tenemos durante siglos metidos hasta en el ADN y no es sencillo modificar eso”, agrega.

Para la especialista, los estereotipos de género también se convierten en obstáculos para el placer de la mujer ya que en el imaginario muchas creen que si no cumplen con esas falsas expectativas pueden disfrutar de su sexualidad y no valoran su cuerpo como un elemento valioso y como fuente de placer. “Aunque haya mucha información, las personas no pueden acceder porque tienen niveles de represión internos muy altos que les impide acceder al conocimiento nuevo y a los permisos para disfrutar. Si bien hablamos de liberación, de feminismo y demás, no llega a todas”, agrega.

 

Consejos para una vida sexual placentera

La sexóloga enumeró algunas pautas para lograr una sexualidad plena:

-“En primer lugar tienen que querer sus cuerpos, es la casa donde les ha tocado vivir y si está sano es suficiente. No tienen que estar condicionadas por los estereotipos que nos muestra la televisión, Internet y demás, sino que cada una tiene su casa, su cuerpo y tiene que valorarlo como es y sentir también que puede ser fuente de placer”.

- “Es necesario que cada mujer encuentre el placer por sí sola para que pueda enseñarselo al compañero y que sea también hacedora de fantasías que acompañan al orgasmo, porque la situación de encuentro con el otro es unidad entre el cuerpo, la cabeza, lo que se está sintiendo”.

- “Hay que transmitirle a la pareja cómo se desea la previa que es sumamente importante, este juego previo que tiene que tener su tiempo y saber que la mayor cantidad de terminales nerviosas están en la vulva. Sólo el tercio exterior de la vagina tiene sensibilidad, el resto está preparado para el canal de parto por eso el tema de la penetración no es fundamental. El mayor gatillo de placer está en el clítoris”.

- “Tampoco hay que pensar que todas las mujeres tienen sensibilidad en el punto G porque no es así. A veces pasa que queremos terminar con mitos pero vamos creando otros nuevos. Tampoco creer que todas van a tener orgasmos simultáneos, no es fácil de lograrlo con la pareja porque los tiempos son distintos”.

¿Por qué se celebra?

El 8 de agosto fue instaurado en 2006 como el Día Internacional del Orgasmo Femenino a partir de una iniciativa del municipio brasileño de Esperantina que, tras hacer un relevamiento que arrojaba que 30% de las mujeres tenía anorgasmia, propuso esta fecha para visibilizar aspectos de la sexualidad femenina.

Según un estudio difundido por el Hospital de Clínicas de la Universidad de Buenos Aires, el 47% de las mujeres presenta alguna disfunción sexual (DSF) y un 30% expresó no haber tenido nunca un orgasmo. Los datos del informe surgen de una encuesta realizada a lo largo de 2018 en la sala de espera de ginecología del Hospital de Clínicas a unas 500 mujeres de diferentes edades.

 

Unidiversidad

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar