Segunda ola en Mendoza: más controles, fuertes multas y amenaza de nuevas medidas

 

El crecimiento de los contagios puso en alerta a las autoridades, que apelan a la responsabilidad individual. Pero también analizan otras restricciones.


"Autocontrol". En medio de la segunda ola de coronavirus en la provincia, esa palabra es la más repetida por las autoridades políticas y sanitarias, que apelan a la responsabilidad de los mendocinos para bajar la tasa de contagios.

Tras aplicar nuevas restricciones a la circulación nocturna, el gobierno ahora busca las herramientas para lograr que la sociedad cumpla con los protocolos sanitarios y acate las medidas decretadas. En este sentido, la estrategia oficial apunta fundamentalmente a tres aspectos:

  • Más controles.
  • Fuertes multas.
  • Restricciones más duras.

“Se sigue controlando y se aumentará el control para el cumplimiento de estas normas. Y se colocarán las sanciones que correspondan, tanto por parte de la provincia como de los municipios", anticipó este lunes el ministro de Gobierno, Víctor Ibañez.

Hay que recordar que este martes entró en vigencia la restricción nocturna que dispuso el Gobierno, que rige desde las 0.30 hasta las 5.30, con el objetivo de disminuir la circulación y evitar la propagación del coronavirus. 

“Si alguien se encuentra circulando después de las 0.30, se lo pone a disposición de la fiscal de turno y le explicarán las sanciones”, señaló el subsecretario de Relaciones Institucionales, Néstor Majul. 

El funcionario comentó que hasta el momento hay 140 puestos fijos y móviles dispuestos en toda la provincia y anticipó que se incrementarán los controles, con la colaboración de los municipios.

Para los que no cumplan con las nuevas directivas, habrá sanciones económicas que van de los $10 mil a los $50 mil. También los infractores arriesgan arrestos por 30 días y trabajos comunitarios, según el artículo 119 bis del Código Contravencional.

Ese artículo asegura que "el que organizare y/o alojare reuniones con personas sin parentesco en razón de naturaleza, las técnicas de reproducción humana asistida, la adopción o la afinidad, hasta el segundo grado en línea ascendente, descendente o colateral, que impliquen incumplimiento de las normas que regulan estas actividades y las instrucciones de las autoridades sanitarias provinciales, dictadas durante la Emergencia Pública ratificada por Ley Nº 9220, será sancionado con una pena de quince (15) días hasta treinta (30) días de arresto o trabajo comunitario desde sesenta (60) días hasta ochenta(80) días. En caso de reincidencia la sanción se elevará al doble de su mínimo y máximo”.

 

Contra el relajamiento

"Estamos de cara a un crecimiento de casos y debemos volver a cuidarnos. Tenemos que utilizar barbijo, evitar ir a lugares donde hay concentración de personas", dijo Ibañez. En la misma sintonía la ministra de Salud, Ana María Nadal, dijo en declaraciones a LVdiez: "Le pedimos a toda la población que no relaje... El virus se contagia cuando rompemos medidas como no estar distanciado, no usar tapabocas".

También el secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema, apuntó al "autocontrol" y aseguró: "Estamos administrando el comienzo de una segunda ola, tratando de restringir lo necesario para tratar de cuidar los hospitales y a las personas. Pero también tratando de que las cosas sigan funcionando, de que siga rodando. Es por eso que necesitamos mucho de la responsabilidad individual".  

Pese a esos pedidos de mayores cuidados, la preocupación por las consecuencias de la segunda ola lleva a las autoridades a pensar en restricciones más duras que, en caso de ser necesario, se irán aplicando de forma gradual. La intención es intentar mantener un equilibrio entre la salud y la economía y también evitar un mayor hartazgo en la población.

Esas medidas en análisis son "viejas conocidas" por los mendocinos ya que se aplicaron el año pasado, en el momento más duro de la pandemia. Básicamente son tres:

  • La limitación de salidas por terminación de DNI.
  • La restricción nocturna desde las 23.
  • La suspensión de las reuniones sociales en viviendas particulares, ya sea familiares o de amigos.

"En cuanto a reuniones familiares, está vigente la norma que permite el encuentro de hasta 20 personas con todos los protocolos vigentes y no exponiendo a las personas mayores. Las reuniones de amigos están habilitadas en bares y restaurantes, que seguirán funcionando igual, excepto por el límite horario", enfatizó Ibañez.

 

 

Fuente: El Sol 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar