Se aprobó el proyecto de ley sobre la ampliación del Parque Aconcagua: sumará ahora 85.900 hectáreas

 

Diputados aprobó el proyecto del Senado y sumó dos grandes parcelas al territorio protegido de la Provincia.


La Legislatura amplió por ley el área natural protegida del “Parque Provincial Aconcagua”, en Las Heras y sumó 18.500 hectáreas a las 67.400  ya existentes, conformando un total de 85.900 hectáreas. Se declaró así de interés público dichas áreas, con una superficie aproximada de 17.244 hectáreas para la Quebrada Benjamín Matienzo y de 1.037 hectáreas para el ingreso a la Quebrada de Vacas, las que se incorporan al Parque Provincial Aconcagua. La decisión se tomó por unanimidad de la Cámara de Diputados que dio así sanción definitiva al proyecto de ley venido desde el Senado, por el cual se amplían los alcances de la ley 4.807.

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, mediante la Dirección de Recursos Naturales Renovables, continúa de este modo con el objetivo de aumentar la superficie del sistema de Áreas Naturales Protegidas de la provincia. “La ampliación del Parque Aconcagua al Oeste, hacia el límite con Chile, es decir la parte que se encuentra a la derecha antes de cruzar el túnel a Chile, es la Quebrada Matienzo, quebrada que tiene un paisaje fantástico y mucha gente la utiliza para hacer actividades de trekking y deporte de alta montaña”, destacó el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance.

La Quebrada Benjamín Matienzo constituye un espacio que se encuentra vinculado con el Parque Provincial Aconcagua, sus componentes y características geológicas, fito y zoo geográficas, hacen a ésta una unidad ambiental de gran importancia para la conservación. La presencia de glaciares, sistemas de humedales conformados por vegas y cursos de agua superficial, especies endémicas de flora, entre otros, constituyen valores suficientes para incorporar la Quebrada Benjamín Matienzo al Parque Aconcagua. Sumado a ésto, la extension tiene un gran valor que se verá reflejado con la realización de los deportes de alta montaña y el trekking, que son actividades saludables muy practicadas hoy en día.

Quebrada Benjamín Matienzo. 

 

Los límites del área a anexar se encuentran geográficamente definidos, al norte por la Provincia de San Juan, al sur por la Ruta Nacional 7 exceptuando las zonas con asentamientos permanentes y operativos como las Cuevas y destacamentos gubernamentales previos a la entrada del Túnel Internacional, al este por el Parque Provincial Aconcagua y al oeste por el límite internacional con la República de Chile.

El objetivo -egún establece de la ley 4.807-, es asegurar la continuidad de los procesos ecológicos y evolutivos del Parque Aconcagua hacia la Quebrada Benjamín Matienzo e ingreso Quebrada de Vacas, como una unidad ecológica integral.

Además, se busca conservar muestras de los distintos tipos de comunidad natural, de su paisaje y forma fisiográfica y preservar los recursos de la fauna silvestre, flora nativa, humedales alto andinos, formaciones glaciarias y las tres principales cuencas hidrográficas que contiene (Vacas, Horcones y Cuevas), como base de los servicios ecosistémicos de producción, regulación y culturales producidos por el área natural protegida.

 

Para esta ampliación se considerarán dos tipos de categorías para su superficie

Una destinada al desarrollo de actividades recreativas y turísticas a la entrada de la quebrada bajo la denominación de Reserva Recreativa Natural, la cual considera que por su alto valor escénico, paisajístico y recreativo, sea destinada a la realización de actividades con propósitos turísticos, recreativos, culturales y educativos, en donde quedarán prohibidas la destrucción o degradación de los recursos naturales existentes en el área y toda acción que signifique la alteración de la calidad del paisaje, como también el establecimiento de asentamientos humanos, instalaciones, edificios, construcciones y obras de infraestructura y equipamiento que no armonicen con las características del área, o no respeten su fisonomía o paisaje.

El resto del área seguirá con la misma designación de Parque Provincial, la cual comprende áreas no afectadas por la actividad humana que gozan de representatividad biogeográfica y/o que contengan ecosistemas acuáticos o terrestres, especies de flora y fauna, elementos geomórficos o paisajes naturales de belleza o interés excepcionales, cuya protección es necesaria para fines científicos, educativos, ambientales y recreativos.

 

Conectividad ecológica

Mantener y promover la conectividad es un objetivo primordial para la conservación de la naturaleza. La fragmentación del paisaje es una de las principales causas de la pérdida de funcionalidad de los sistemas y de declive de la diversidad biológica y geológica. Es por eso que estas acciones tienen como objetivo generar un corredor biológico de alta montaña, comprendido por Áreas Naturales Protegidas desde Malargüe hasta el límite con San Juan. La conformación de este corredor sumó, en el último tiempo 138.000 hectáreas pertenecientes a la zona de El Sosneado, permitiendo generar una unión entre las Reservas Laguna del Atuel y Laguna del Diamante, sumándolas al corredor que ya comprenden con las Áreas Naturales Protegidas de, Volcán Tupungato, Manzano Histórico-Portillo Piuquenes, Aconcagua y Villavicencio.

 

Sistema de Áreas Naturales Protegidas de Mendoza

Está integrado por 19 reservas de las cuales 17 se encuentran gestionadas por la provincia. La suma de todas comprende el 13 % de la superficie del territorio mendocino, extensión en expansión que permite acercarse a los parámetros internacionales sugeridos para la conservación del territorio natural.

 

 

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza y diario Los Andes

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar