Próvolo: piden que el cura Corradi declare en La Plata

 

La justicia penal de La Plata pidió este viernes a la de Mendoza que ordene el traslado a la capital bonaerense del sacerdote Nicolás Corradi, para ser indagado por los presuntos abusos sexuales a sordomudos alojados en el Instituto Próvolo platense, durante las décadas del 80 y el 90, informó una fuente judicial.

Corradi (83) está detenido en la provincia a la espera de ser juzgado a partir del 5 de agosto por delitos similares cometidos contra hipoacúsicos del Instituto Próvolo de esa provincia.

Una fuente judicial confirmó que "el juez de Garantías platense Eduardo Luis Silva Pelossi pidió hoy al Tribunal Oral 2 de Mendoza que disponga el traslado de Corradi a La Plata para ser indagado por la fiscal penal Cecilia Corfield".

Corfield está a cargo de la causa que investiga los abusos cometidos por Corradi, el sacerdote Eliseo Pirmatti y un docente José Britez, por los abusos sexuales y hechos de corrupción de menores cometidos en las décadas de los ´80 y ´90 contra hipoacúsicos del Instituto Próvolo ubicado en las calles 47 y 25 de La Plata.

"El pedido de traslado se pidió hace más de un mes, pero en en ese momento desde Mendoza se explicó que estaba próximo a empezar el juicio contra Corradi, pero ahora que se postergó el juicio para el 5 de agosto próximo, creemos que no habrá inconvenientes para ordenar el traslado del sacerdote para ser indagado en La Plata", apuntó la fuente.

A fines de abril, la justicia platense ordenó la detención de Corradi, Pirmatti y el empleado Britez en el marco de la causa que investiga los presuntos abusos sexuales eclesiásticos a hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de La Plata.

Corradi ya estaba detenido en Mendoza, por lo que sólo resta su traslado a indagatoria; Pirmatti, está en Italia y ya se pidió su extradición; en tanto Britez está detenido en La Plata y se negó a declarar.

Nicolás Corradi, quien fue la máxima autoridad del instituto Próvolo plaetnse desde 1970 a 1997, está imputado por la justicia platense de los delitos de abuso sexual simple agravado por su condición de ministro del culto católico y encargado de la guarda por el grave daño en la salud de la víctima y reiterado cuando menos en tres hechos; y abuso sexual con acceso carnal agravado reiterado por lo menos en cinco hechos en su calidad de partícipe necesario".

La fiscalía inició esa investigación a fines de 2016, luego de que se conociera que los sacerdotes Corradi y Horacio Corbacho, detenidos en Mendoza acusados de abusar sexualmente de varios hipoacúsicos del Instituto Próvolo de esa provincia, también habían trabajado en el Próvolo de La Plata.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar