Mañana se sortean los 1.200 departamentos del Procrear de Capital

 

Este miércoles se conocerán que familias podrán acceder a uno de los departamentos ubicados en el Desarrollo Urbanístico Procrear ubicado en la Ciudad, a metros del Parque Central y la Nave Universitaria. Se trata de 1.200 departamentos de 1, 2 y 3 dormitorios, con y sin cocheras, por los que compiten 8.989 familias del Gran Mendoza, según datos de la Secretaría de Vivienda de la Nación.  

Las inscripciones ya cerraron, y para los departamentos más grandes las familias que resulten beneficiadas deberán demostrar ingresos mínimos equivalentes a entre dos y ocho salarios mínimos vitales y móviles, es decir que estos van desde los $ 25.000, hasta los $ 100.000.

Sin embargo, no se trata solo de sumar los salarios de todos los que generen ingresos en la familia, sino que habrá que restar los gastos habituales de las familias, porque las entidades bancarias los tienen en cuenta. Dentro de estos se incluyen planes de autos, gastos en tarjetas de crédito y otros créditos que pudieran haber tomado con anterioridad. En resumen, para cumplir los requisitos de Procrear, y finalmente los del banco que otorgará el crédito, el salario familiar deberá permitir afrontar una cuota superior a los $ 6.000 (mínima) usando solo el 25% del mismo, es decir $ 22 mil netos. Desde el organismo nacional recordaron que mientras menores sean los ingresos de las familias, mayor será el porcentaje de subsidio al que accederán (entre $ 200.000 y $ 400.000).  

El capital adeudado aumenta  

Entre los economistas que evalúan la evolución de las Unidades de Valor y su impacto entre los tomadores de créditos, hay diferentes puntos de vista, entre el no rotundo y una valoración que incluye también el incremento del precio de las viviendas valuadas en dólares.

Así, según Pablo Salvador, cuando empezó el Procrear de Macri en 2016, la tasa resultaba más conveniente que la del 10% para créditos en UVA que tiene hoy Nación, sin embargo, las ventajas de estos créditos continúan.  

“Estos créditos requieren una cuota más baja, y por lo tanto salarios más bajos que en los créditos regulares, y con el ajuste por inflación se paga más pero al finalizar el crédito se adquiere un bien que con un alquiler, que también se ajusta por inflación, eso no pasaría”, valoró el economista.

Por otro lado, señaló que aunque el capital en pesos aumente, con cada pago se reduce la cantidad de unidades de valor adeudadas, sumado a que si la inflación se dispara, el banco estirará los plazos de pago para reducir el valor de las cuotas y el bien adquirido se incrementará también.  

“Aunque en términos nominales la deuda aumente, en UVAs se habrá reducido y en términos reales también, mientras la propiedad se habrá valorizado”, concluyó Salvador.

Por su parte, José Vargas, titular de la consultora Evaluecon, destacó que se trata de un crédito más conveniente que el de los créditos hipotecarios tradicionales por el valor de las tasas, y en muchos casos la única opción posible para la mayoría de las familias, pero consideró que el contexto no es el adecuado.

“Los créditos UVA fueron pensados para un contexto de mucha estabilidad y poca inflación. En un contexto en el que la inflación crece al 50% anualizado y el costo de la construcción en el mismo ritmo, no resultan convenientes”, comentó. Además, el economista señaló que más allá de las tasas de interés, el tomador del crédito deberá tener en cuenta que el Costo Financiero Total le suma varios puntos a la tasa promocionada. Por ejemplo, en un Crédito Hipotecario UVA regular la tasa del 10% pasa al 11,07%.  

Para Daniel Garro, de Value International Group, los préstamos en Unidades de Valor Adquisitivo se anunciaron como algo a realizar, atado a metas de inflación de un dígito, algo que finalmente no sucedió.  

“Hasta que Argentina no tenga por lo menos entre 7 y 8 años seguidos de inflación de menos del 5% anual, no será conveniente tomar créditos UVA o similares. Para las personas, nuestra recomendación es no hacerlo y para las empresas ser muy selectivos”, comentó.

Sin fecha el Procrear de Maipú y Malargüe 

El pasado fin de semana cerraron las inscripciones para los desarrollos inmobiliarios de Maipú y Malargüe. Aunque aun resta conocer las fechas en las que serán sorteados. Por otro lado, de la última línea que anunció el presidente Macri (Procrear para compra de vivienda) a la provincia le corresponde un cupo de 3,5%, por la participación en el déficit habitacional nacional, y aun no están disponibles las bases ni las inscripción para participar en el concurso.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar