Enrique Vaquié, futuro ministro de Suarez: por una minería desapasionada y sectorizada

 

El próximo ministro de Economía y Energía respondió sobre el destino de la ley 7.722 y transparenta su mirada sobre el debate que lleva doce años.Fue uno de los autores de aquella ley, pero ahora se muestra partidario de avanzar con la modificación. 


Enrique Vaquié se apresta a convertirse por tercera vez en ministro de una gestión radical. Será el titular de la cartera de Economía y Energía del gobierno de Rodolfo Suarez. Empero, en esta oportunidad, Vaquié se encuentra con una realidad política encendida por la discusión de la reforma de la Ley 7.722 o “Ley antiminera”. Hay un antecedente crucial en su historial como funcionario provincial: fue uno de los autores de la redacción de aquella ley -emblema ambientalista-, que hoy empresarios, junto al oficialismo y parte de la oposición, quieren reformar. Ahora, en esa encrucijada aparece Vaquié como actor fundamental.   

“Para salir de este tema hay que elevar la conversación desde el punto de vista técnico. Entender, sin apasionamientos, cómo se hace minería, los protocolos de trabajo y sus reales consecuencias en el ambiente. Eso lo revisamos y estudiamos durante el espacio de `Dialogo Minero´. La política propuesta prevé los mecanismos para trabajar con seguridad. En cualquier caso los estudios de impacto ambiental definirán en donde se puede trabajar y los proyectos que pongan en riesgo real las cuencas no se aprobaran. Las zonas más sensibles de la provincia están protegidas por la ley de ordenamiento territorial y por los parques provinciales”.

La frase corresponde a una declaración textual que Vaquié le respondió al periodista Jorge Fernández Rojas, cuando éste puso en consideración –en una entrevista con el futuro ministro publicada en el Mendoza Post el pasado domingo-, que “el temor instalado es la contaminación de los ríos y subcuencas”,  y los derrames de Veladero.

 

El otrora ministro antiminero dejó en claro por qué cambió su posición: cambiaron las condiciones objetivas y estima que podrá trabajarse con controles y discutir más en torno a información técnica que con convicciones de grupo.

Para subrayar su cambio, Vaquié le dijo a Fernández Rojas que es Rodolfo Suarez quien está estudiando los proyectos de reforma de la ley 7.722 y la siguiente enumeración de razones:

- Hoy la provincia cuenta con un Plan de Ordenamiento Territorial, un inventario de glaciares, un nuevo pacto federal minero que aumenta los estándares sociales y ambientales, una minería modernizada que ha adoptado las mejores prácticas mundiales y también la mala y buena experiencia de la minería en otras provincias que nos enseña qué sirve y qué no. 

- Realizamos un amplio debate a través del proceso de aprobación de la reforma de la ley, y del espacio de `Diálogo Minero´. Permitió definir qué nos falta hacer para desarrollar una minería sostenible en la provincia. 

- Otro punto importante es que tanto los empresarios como los dirigentes políticos y sindicales están mucho más conscientes de que cualquier actividad debe intentar ser sustentable y armónica con las comunidades. A esto hay sumar la experiencia que tenemos controlando y gestionando hidrocarburos.

 

Fuente: El Memo y Mendoza Post

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar