El proyecto de promoción de los cultivos hidropónicos en la provincia tuvo aval de Diputados

 

La hidroponia es una técnica de cultivo en la que las plantas no están en contacto con la tierra y que reduce considerablemente el uso de agua.


La Cámara de Diputados dio sanción inicial a un proyecto por el que se promueve la hidroponia en la provincia. Se trata de una técnica de cultivo que prescinde del suelo como soporte y/o fuente de nutrientes y las verduras, hortalizas, frutas y flores reciben del agua, que se recircula, las sustancias nutritivas requeridas para su crecimiento.

Según explica de Ana María Andía (UCR), la autora del proyecto, es un cultivo intensivo, de alta eficiencia, en el que “hay un ahorro del consumo de agua muy significativo, lo cual es un dato a tener en cuenta atendiendo a la crisis hídrica por la que atraviesa nuestra provincia desde hace más de 10 años”.

Andía destaca además que la hidroponia puede desarrollarse “en zonas rurales como urbanas, a pequeña escala, nivel doméstico o bien como una actividad productiva de hortalizas, verduras, frutas e incluso flores; y el volumen de producción es muy superior en comparación con la agricultura tradicional”.

El texto de la media sanción dada en Diputados remarca también que, a través del desarrollo de cultivos hidropónicos en la provincia de Mendoza, se busca: facilitar la óptima calidad en la producción de verduras, hortalizas, frutas y flores; incentivar la producción y el consumo de alimentos de origen vegetal libres de agroquímicos; reducir la contaminación ambiental en los procesos de producción agrícola; y promover alternativas de desarrollo socioeconómico, tanto para pequeñas como para medianas y grandes unidades productivas.

Ana María Andía (UCR).-

 

Asimismo, plantea que la Subsecretaría de Agricultura y Ganadería dependiente del Ministerio de Economía y Energía, que será la autoridad de aplicación, podrá generar líneas de crédito específicas y/o articular con otros organismos o fuentes de financiamiento preexistentes, tanto provinciales como nacionales e internacionales, a fin de poner a disposición de los emprendedores agrícolas líneas de crédito accesibles, con incentivos y beneficios impositivos.

Estos recursos de financiamiento estarán destinados a la adquisición de los elementos necesarios para la infraestructura y puesta en marcha de emprendimientos agrícolas hidropónicos, o para la ampliación de los existentes, y para la inversión en paneles y dispositivos solares u otros elementos que permitan lograr una mayor eficiencia energética en dichos cultivos.

Por último, se especifica que el financiamiento estará destinado al diseño de estrategias para cumplir con los objetivos propuestos; que se ofrecerá a emprendedores agrícolas locales herramientas para generar actividades sustentables, a través de capacitación y transferencia de tecnologías asociadas a la hidroponia, como así también de métodos de utilización eficiente de recursos; y promover la asociación de este tipo de cultivos con el empleo de fuentes de energía sustentables; entre los más importantes.

Durante el debate en el recinto, la diputada Andía expresó que “el objetivo es promover el desarrollo de los cultivos hidropónicos en Mendoza. Hace más de 10 años que la provincia se encuentra en una crisis hídrica y hay que administrar responsablemente este recurso escaso. La hidroponia es una herramienta idónea, se trata de una muy antigua práctica que tiene alta eficiencia y al reducir significativamente el uso de agua, puede ser desarrollado en zonas urbanas y puede convertirse en una actividad productiva. Se producen productos de muy buena calidad y como no se usan tóxicos tiene condiciones para competir en mercados internacionales”.

Es una técnica de cultivo en la que las plantas no están en contacto con la tierra y que reduce considerablemente el uso de agua. (Foto: Archivo / Los Andes / Ignacio Blanco).-

 

“El acompañamiento estatal es imprescindible para la capacitación para estos cultivos, con incentivos, créditos y beneficios impositivos adecuados”, manifestó.

Por su parte, Mario Vadillo (Protectora L.F.), adelantó el voto negativo de su bloque al señalar que “la Legislatura debe atender los problemas graves que genera la pandemia”.

En tanto, Jorge López, titular del interbloque Cambia Mendoza, indicó que es el “reconocimiento a una actividad que, en el mundo, se está apreciando como el futuro de la agricultura por el problema que existe de la disponibilidad de terrenos para el cultivo”.

También Álvaro Martínez (PRO) expresó que “se trata de un complemento a la agricultura de Mendoza, que genera valor agregado a los productos”. En idéntico sentido expuso Guillermo Mosso (PD), afirmando que “el proyecto es sobre una técnica que genera un uso muy eficiente del agua y con un gran potencial porque esta técnica puede generar para muchos departamentos que tienen problemas de agua, una herramienta válida y útil. Además, este tipo de actividad presenta características muy interesantes para la comercialización de productos con valor agregado, y esto genera posibilidades de trabajo e inversión”.

Asimismo, María José Sanz (UCR) manifestó que “no viene a reemplazar a ninguna otra matriz sino a complementar y diversificar. La hidroponia reduce en un 90% el uso del agua y los departamentos que sufrimos sequías vemos adecuado este proyecto. La técnica lleva un crecimiento del producto muy rápido. Nosotros tenemos que convertirnos en la puerta de alimentos de zonas del país que no pueden producir”.

Finalmente, José María Videla (FR), subrayó que “incentivar la hidroponia es muy bueno por todas las bondades que tiene esta producción, como la reducción en el uso de agua y de agroquímicos”.

 

 

Fuente: Prensa Legislatura de Mendoza // Foto portada: diario El Sol 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar