Covid-19: Mendoza podría llegar al pico de casos a fines de octubre

 

El jefe de Epidemiología de la Provincia admite que lo más alto de la curva de contagios se registraría entre la segunda quincena de octubre y la primera de noviembre. El jefe de Epidemiología dijo que la cantidad de casos "va a seguir aumentando en tanto no se cumplan las medidas básicas".


Gonzalo Vera Bello, Jefe del Departamento de Epidemiología de la provincia, aseguró que el pico de contagios se estima para fines de octubre. Se trata del momento más alto de la curva de casos al que luego le sigue el esperado descenso. “El pico de Mendoza está muy lejos todavía; creo que si tenemos uno, será en octubre”, precisó Vera Bello a medios mendocinos. 

El Jefe de Epidemiología aclaró que Mendoza se encuentra lejos del pico todavía pero que podría darse a fines de octubre o principios de noviembre. Si bien esto es una estimación basada en cálculos matemáticos, no hay nada concreto. Se debe a que estos números están sujetos a diferentes variables. “Es una tendencia, una probabilidad, no es nada concreto ya que todo está supeditado a numerosas variables”, tales como la accesibilidad al sistema de salud, contagiosidad del virus, entre otras.  

Según Vera Bello, la llegada del pico es algo inevitable y sucederá tarde o temprano, solo podrían variar las fechas en los lugares fuera del Gran Mendoza. Respecto a las restricciones que se determinan, lo que hacen es adelantar o atrasar dicho suceso. “Mirando los extremos se puede concluir que si se deja todo liberado, probablemente el pico se adelante y si se cierra todo, se podría posponer”, indicó Vera Bello.

El funcionario explicó que a medida que aumenta la cantidad de casos disminuye la cantidad de susceptibles. Esto es que entre mayor sea el número de personas que se infecte, la posibilidad del virus de transmitirse desciende. Esto comenzaría a dar lo que se conoce como inmunidad colectiva. Se espera entonces un descenso en la cantidad de contagiados una vez que pase el pico, estimado para fines de octubre.

“En la medida en que se contagie más gente, va disminuyendo el número de susceptibles –profundizó el especialista–. Mendoza tiene una población de casi 1.900.000 habitantes; al 0,5 % le ha dado positivo por laboratorio; multiplique eso por 3 y podemos tener unas 33 mil personas. Sigue siendo un valor bajo. Uno se alarma, pero esto va a seguir aumentando en tanto no se cumplan las medidas básicas indicadas al comienzo de la pandemia”.

Concluyó con que hay dos conceptos importantes en una pandemia: el primero es que la dinámica que tiene es el día a día; y segundo, que estas infecciones respiratorias son difíciles de bloquear y detener. Por lo que dijo que es importante lograr disminuir el riesgo de padecer la enfermedad para no saturar al sistema, al personal y proteger a las personas vulnerables y en grupos de riego.

 

 

Por Redacción Ojos de Café // Foto portada: Diario UNO 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar