La Cámara de la Construcción pide la emergencia y un plan para construir 40.000 viviendas sociales

 

Lo solicitaron después que se dieran a conocer los índices de actividad del Indec y se confirmaran 13 meses consecutivos de caída. Se quejó de las deudas que le deja Macri y publicó un documento que le entregará al futuro presidente en que pide que se declare la emergencia del sector.


En el mismo día en el que el Indec dio a conocer que hasta septiembre la construcción acumulaba trece meses con caídas interanuales, la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) presentó un documento en el que pide que se declare la emergencia económica para el sector y se lance un plan para contener la caída y "normalizar la actividad".

La intención de Camarco es proponer, en los próximos días, una serie de iniciativas a implementar que incluyan "acciones estructurales y de coyuntura" a aplicar en los primeros 200 días del nuevo gobierno de Alberto Fernández, para mantener el empleo y la actividad.

El consejo, presidido por Julio Crivelli, resaltó que el sector "sufre hoy, amplificados, los efectos de la recesión, la actual y la previsible para los próximos meses”. Además, destacan entre los factores de la crisis los atrasos en los pagos de las obras certificadas, como así también las demoras "no razonables en la tramitación y aprobación de las redeterminaciones de precios pactadas contractualmente".

La entidad sostiene además que las recientes medidas han agravado la situación financiera de las provincias por el reperfilamiento de títulos de deuda, que "afectó a sus activos financieros, lo que dificulta o imposibilita el cumplimiento de sus obligaciones de pago de las obras realizadas".

Julio Crivelli, presidente de la Cámara de la Construcción. (Foto Juano Tesone)

 

Por otro lado el congelamiento de combustibles, según detallaron, afectó a las regalías provinciales y "condicionó las inversiones privadas en el sector de petróleo y gas, golpeando la actividad constructora vinculada".

13 meses consecutivos de caída

La caída de la actividad en la construcción en un 8,5% interanual durante septiembre, es el reflejo del fuerte impacto de la crisis en el sector. La caída respecto al mes anterior fue de 6,5% y en el año la sumatoria de los primeros nueve meses indica una baja que llega al 8%.

En su variación interanual, este indicador lleva registros de variación negativa durante 13 meses consecutivos, partiendo de septiembre de 2018, mes en que la baja fue de 3,8%. 

La principal propuesta del sector consiste en que el plan promueva la construcción de 40.000 viviendas mediante convenios con los Institutos Provinciales de Vivienda que motoricen a la construcción, una de las actividades que más mano de obra no calificada moviliza.

La gremial empresaria también pidió que el Estado consolide las deudas devengadas en los contratos vigentes y que los pague con títulos negociables o compensables y que estos contratos sean reformulados hasta tanto se llegue a un nuevo acuerdo que contemple un régimen automático de variación de costos.

 

 

Fuente: MEDIOS / Foto portada: Noticias Argentinas

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar