González García: `Hay 393 camas ocupadas en terapia intensiva por pacientes con coronavirus´

 

El Ministro de Salud afirmó que que el 50% de las camas de terapia intensiva de toda la Argentina están vacías.


El ministro de salud de Alberto Fernández, Ginés González García, afirmó que el 50 por ciento de las camas de terapia intensiva de toda la Argentina están vacías y que son 393 las personas internadas con coronavirus. "Es muy bajo el número, pero puede ser que tengamos un problema dentro de unas semanas",

En declaraciones al programa de Marcelo Longobardi que se emite por Radio Mitre, el funcionario sostuvo que "estamos frente a una megalópolis y hay que tomar medidas porque es difícil y peligroso. El virus tiene una capacidad de circulación notable y nosotros nunca dijimos que íbamos a eliminar la pandemia", aclaró.   

"Tenemos un 50% de camas ocupadas en el país y en AMBA el 65%. El problema es la evolución. El ritmo evolutivo podría hacer que en un tiempo no demasiado largo tengamos un problema”. El 50% de las camas de terapia intensiva de toda la Argentina están vacías. La otra mitad está ocupada por pacientes con diversas patologías, pero no mayoritariamente con personas que contrajeron coronavirus, que ascienden a 393".

Ginés González García explicó que “en este tiempo hicimos una expansión brutal”  y remarcó que “no es simple aumentar 3000 camas. Tenemos los equipos, el espacio físico, el esquipo de médicos y enfermeras. Todos los distritos aportaron y eso es notable.  También hay menos accidentes de tránsito como consecuencia de la restricción de circulación. Estamos bien, pero podemos estar complicadísimos si el avance adquiere un ritmo exponencial”.

"El problema es la evolución. El ritmo evolutivo podría hacer que en un tiempo no demasiado largo tengamos un problema”, alertó el ministro de Salud. 

 

Sobre la posibilidad de volver a Fase 1 de la cuarentena, dijo que “tenemos que restringir la circulación, eso es seguro. El problema no es sólo sanitario, lo complicado es la logística de relocalización de control de los contactos, de lugares donde hay una enorme presión demográfica. Hay mucho contagio. Hay que darle seguridad a muchos que a veces no quieren. Es un tema sociológico y político el convencer a la gente”

“Hay que hacer un esfuerzo más”, solicitó el ministro, quien aclaró que, si bien “esto no va a ser eterno, hay que hacer un stop. Hay que parar un poquito porque hay mucha circulación. Debemos hacer este esfuerzo para que no nos pase lo que venimos evitando desde hace bastantes días. No nos gusta, pero las realidades nos obligan”, finalizó.

 

 

Fuente: Diario Perfil // Foto portada: Néstor Grassi 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar