Los integrantes de A.N.I.M.A.L visitaron el mural de los Pueblos Originarios

 

Artículo 75, inciso 17 de la Constitución Nacional: "Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos. Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, transmisible, ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afectan. Las provincias pueden ejercer concurrentemente estas atribuciones.”

Eso reza para la eternidad, la pared frente a tribunales ubicada en la calle Emilio Civit. No es un pedido de justicia, no es un pedido de libertad, es un pedido de reconocimiento de los orígenes.

Y así fue como expresaron pintando un mural aquellas personas que entienden la naturaleza de nuestras raíces.

Los miembros del grupo A.N.I.M.A.L se enteraron de esta actividad, y quisieron formar parte. Andrés Giménez, comprometido con la causa desde hace muchos años, no quiso dejar de lado la oportunidad de conocer más sobre la comunidad Mapuche.

El proyecto inicio luego de que Mauricio Luzuriaga, abogado de la comunidad mapuche “Lof Pewel Katuwe”, presentara la donación de una escultura metálica al colegio de abogados. A partir de este suceso, el 29 de agosto se le ofreció formar la comisión, con la finalidad de ser un brazo cercano a la sociedad.

Una jornada con música e historias. Con arte y conciencia. No piden locuras, sólo lo que la naturaleza les ha ofrecido y la tergiversación del sistema muchas veces quita.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar