Las razones por las que el arco político mendocino quiere reformar la Ley Antiminera

 

En el espectro político no tienen dudas que se debe modificar la normativa que limita el desarrollo de la minería. Aún están ajustando detalles para asegurar que la decisión tenga una apoyo amplio. Aquí las razones.


En el arco político mendocino hay convencimiento de la necesidad de modificar la Ley 7.722, también conocida como Ley Antiminera, y de esa manera permitir el desarrollo de la actividad. Y por parte del empresariado minero de Mendoza, más aún: el presidente de la Cámara Mendocina de Empresarios MinerosRaúl Rodríguez, aseguró que el año 2020 "va a ser clave" y se mostró esperanzado de lograr consenso político para flexibilizar la ley que durante 12 años ha frenado emprendimientos mineros.

"En estos temas hay que ponerse por encima de las coyunturas sectoriales y preguntarse si Mendoza quiere diversificar su matriz productiva y si dentro de esa diversificación va a entrar la minería. Con una norma clara, transparente, que proteja el ambiente y con controles. Es una actividad que es lícita y gran captadora de mano de obra", manifestó Rodríguez a un programa radial mendocino.

La ley 7.722 es una norma emblemática para las organizaciones que defienden el agua y el medio ambiente. Fue sancionada en 2007 y generó juicios en contra, pero la Corte provincial ratificó su constitucionalidad en 2015.

 

Sin embargo, en los últimos tiempos, se empezó a discutir en firme la necesidad de modificarla para permitir el desarrollo en Mendoza de la minería metalífera a gran escala. Quienes dispararon la discusión fueron dos senadores del PJAlejandro Abraham y Juan Agulles. El gobernador electo, Rodolfo Suarez, también se ha mostrado a favor de la reforma de la ley desde la propia campaña electoral. Aunque siempre condicionó este cambio de era a que haya consenso político.

El Senado y la Cámara de Diputados podrían aprobar la semana que viene dos proyectos que impulsarían a la minería:

El oficialismo buscará entonces que la Legislatura provincial apruebe la semana que viene, en un trámite veloz, la reforma de la ley 7.722 sobre la minería. "Nosotros lo tenemos decidido", afirmó una voz importante de la UCR en el Senado. Pero aclaró a la vez: "Va a depender de que todos los sectores del PJ acompañen".

El Senado sesiona el próximo martes. Si el acuerdo con el PJ se concretara, ese día se aprobarían dos proyectos de modificación de la ley 7.722 que fueron sometidos a debate en un plenario de comisiones de la Cámara Alta hace un año.

Juan Agulles, uno de los principales impulsores a la modificación de la ley. (Foto: Pachy Reynoso/Mdzol)

 

"Si hay acuerdo en el Senado, se trasuntará en Diputados", explicaron desde el radicalismo. Y eso ocurrirá de inmediato. O sea, al día siguiente del tratamiento en la Cámara Alta, la Cámara Baja le podría dar sanción definitiva a la reforma.

Razones por las que gran parte del arco político apoyará la modificación de la ley:

Hay una serie de factores o razones -expuestas y explicadas por el periodista mendocino Eduardo Gajardo, para el periódico El Memo-, que hicieron que los representantes legislativos se reposicionaran ante el tema, razones de peso que se pusieron en la balanza y que se inclinaron por la opción de modificar la Ley 7.722. Ahora todo está en manos de los líderes políticos que deben dar el paso final. Éstas son las cinco razones citadas, por las que el espectro político se abrió a la modificación de la ley antiminera:

1.-Economía y matriz productiva

La situación económica es muy compleja y la crisis se siente en todos los niveles, pero con una fuerza muy importante en la clase media y los pobres. Con la deuda sobre la mesa, el precio del dólar que está frenado artificialmente y la necesidad de reactivar la industria, no son muchas las opciones que quedan por explorar. A nivel local la matriz productiva no es capaz de generar mayores recursos y es necesario ampliarla. Claramente están los que dicen que hay otras opciones, pero son aquellos que no tienen opción de ser Gobierno y que desde su tribuna son opositores a la mayoría de los proyectos. Sin embargo, los sectores que sí están al frente de la Provincia o los que pueden estarlo en algún momento, coinciden en la necesidad de dar un paso adelante con la minería, porque podría -además- ayudar a reactivar a otros sectores que vienen de capa caída e iniciar un circulo virtuoso.

2.-Empleo

El desempleo en Mendoza es de 8,8% de acuerdo a la última estadísticas del Indec y a nivel país es peor, pero lo más preocupante es que a nivel local no se creó empleo genuino y de calidad en la última década, una situación compleja. Por eso se apunta a la minería. El impacto de la minería se verá desde la etapa de construcción de los proyectos y tiene como plus activar un circuito de servicios que esperan ayude a mejorar los números. Eso, siempre con los pies sobre la tierra y entendiendo que una sola actividad no puede venir a solucionar todos los problemas económicos del Estado.

 

 

3.-Convencimiento interno

En una ocasión, durante una entrevista, la esposa del gobernador Alfredo Cornejo habló del poder de lobby de la minería. Sin embargo, hoy no hay ninguna gran empresa en particular impulsando la modificación, sino que surge de la necesidad -primero que todo- y del convencimiento que hay en las autoridades locales para desarrollar la actividad. Es el convencimiento mendocino, también motivado por la crisis y el tiempo que se extenderá, el que hizo cambiar el panorama. De ahí, también que en el justicialismo quiera una foto de unidad para avanzar con la modificación, para mostrar que es una decisión de todo el arco político en su totalidad y no de un sector en particular. 

4.-La molestia empresaria

Sin duda un factor para tratar el tema es la situación de los empresarios locales. Los industriales y similares han sufrido años de crisis y necesitan definiciones. Por un sí o un no exigen respuestas al arco político para poder tener claro el camino que deben tomar. Uno con minería y una oportunidad local, u otro sin minería y con la necesitan salir a buscar opciones fuera del territorio de Mendoza.

5.-Percepción ciudadana

Aunque en su gran mayoría declaran no conocer mucho sobre minería, a nivel ciudadano -según encuestas- consideran que la minería es una opción para el desarrollo y también para la generación de empleo. Además, más allá de las encuestas, un factor fundamental fue que hablando abiertamente de modificar la Ley 7.722 el gobernador electo Rodolfo Suarez logró una victoria categórica con un 51% de los votos. Eso, sin mencionar que la segunda candidata más votada también se mostró a favor del desarrollo minero. A eso, se suma que más allá de la ideología la última elección tuvo un componente económico (el bolsillo) clave para tomar una decisión.

 

Fuente: MEDIOS

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar