Emir Félix y el procurador Gullé enfrentados por el régimen de trabajo de las fiscalías

 

Una resolución de la Procuración determinó que el trabajo en las unidades fiscales se hará con turnos de 15 días, lo que generó malestar en el jefe comunal. Las expliaciones del funcionario provincial.


En momentos en que se están definiendo nuevas restricciones en el país que impactarán en la provincia, a nivel local se generó una polémica por la decisión del procurador Alejandro Gullé de implementar un régimen de trabajo de 15 días "en espejo" con un grupo presencial en las dependencias y otro en sus casas.

Al conocerse la resolución el intendente de San Rafael, Emir Félix, se molestó con la decisión y pidió que la decisión del procurador sea revisada.

En conversación con radio Nihuil, el jefe comunal del sur provincial dijo que si las escuelas están de manera presencial, los fiscales también deben hacerlo.

"Estoy enojado, estoy enojado con esta decisión del procurador que creo que la tiene que rever de manera inmediata", manifestó Félix que recalcó que se necesita a los fiscales en sus oficinas porque se necesitan doblegar esfuerzos para controlar, por ejemplo, fiestas clandestinas."

"Mientras tenemos a los chicos en las escuelas, los fiscales tienen que estar en la fiscalía. Necesitamos luchar contra las fiestas clandestina, estar en la calle y el Estado debe ser el último que cierra", explicó.

Además, destacó que "no creo que las fiscalías sean un foco de contagios" y dijo que "entonces tenemos un doble discurso".

Ante la controversia, el procurador Alejandro Gullé, también en Nihuil, dijo que al parecer el intendente no entendió la resolución porque es una cuestión interna que no va a tener ningún tipo de repercusión en sus actividades de atención a la ciudadanía.

"De ninguna manera los fiscales dejan de trabajar ni los ayudantes ningún día", aclaró el funcionario judicial.

Aseguró que "este trabajo en espejo tiende a prevenir lo que nos ocurrió la semana pasada cuando cerró la Oficina Fiscal 1". 

Gullé dijo que se tomó esta decisión con un grupo presencial y otro en casa para tener un resguardo en caso de que se presenten casos. De suceder, el grupo que está en casa entra a la presencialidad y el otro grupo sigue trabajando en sus casas sin contacto con otros empleados.

 

 

Fuente: El Memo Diario 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar