El Poder Legislativo y los intendentes se suman al decreto de Rodolfo Suarez de recortar los salarios

 

El Gobernador dispuso una baja del sueldo de marzo a $50.000 para destinar el resto a la emergencia sanitaria. Varios jefes comunales se adhirieron a la medida y colaborarán para que se junte dinero en asistencia sanitaria. Igualmente ocurrió en el Poder Legislativo e Irrigación. 


Con la idea de generar un fondo extra para comprar insumos médicos y paliar la emergencia sanitaria por el coronavirus, el gobernador Rodolfo Suarez comunicó este lunes el decreto N° 434 por el cual dispuso recortar los salarios de los funcionarios en marzo con un tope de $50.000. Durante el transcurso de la jornada, el Poder Legislativo, organismos descentralizados y algunos municipios se fueron sumando a la iniciativa del Gobernador. 

Primero fueron los Legisladores. Tanto el vicegobernador, Mario Abed (presidente de la Cámara de Senadores), como Andrés Lombardi (presidente de la Cámara de Diputados), adhirieron al decreto 434.

A su vez, en el Departamento General de Irrigación también se bajarán sueldos de marzo de funcionarios a $50.000. Según un comunicado de prensa, el Superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli aseguró que él y sus funcionarios acompañarán la medida anunciada por el Gobernador.

Y ahora los intendentes imitaron el ejemplo del mandatario, entre ellos Emir Félix (San Rafael, del PJ), Ulpiano Suarez (Capital, de la UCR), Gustavo Soto (Tupungato, de la UCR) y Sebastián Bragagnolo (Luján, del PRO).

 

Sólo están exceptuados del decreto provincial el Ministerio de Seguridad y la cartera de Salud. (Foto: Archivo)

 

Desde San Rafael, Emir Félix, afirmó que acompaña la decisión del gobernador respecto a los sueldos. "La considero necesaria", señaló en su cuenta de Twitter. "Desde el Municipio de San Rafael tomaremos la misma medida y le pediré a nuestros concejales que nos acompañen", agregó.

El jefe comunal tupungatino, Gustavo Soto, recurrió también a las redes sociales para manifestar su apoyo a Suarez. El intendente de Ciudad, Ulpiano Suarez, no se quedó atrás y replicará la disposición del mandatario en el municipio. El cacique lujanino, Sebastián Bragagnol, fue otro de los que le pedirá a los ediles que adhieran al recorte salarial que él aplicará en consonancia con lo resuelto por el gobernador.

 

 

Legislatura de la provincia

La Legislatura adhirió a la medida y tratará el recorte de los sueldos en las sesiones de este martes que se harán por primera vez por videoconferencia.

El vicegobernador y presidente provisional del Senado, Mario Abed, lo manifestó a través de Twitter y aclaró que la decisión la tienen que tomar ambas cámaras dando el visto bueno al decreto de Suarez.

Desde la Cámara de Diputados, el jefe del oficialismo, Andrés Peti Lombardi, también adhirió al pedido del mandatario, quien también había llamado a sumarse al Poder Judicial, desde donde aún no han contestado si aceptarán o no un recorte de sus sueldos para afrontar esta crisis generada por el coronavirus.

“Dada la situación que estamos viviendo, he decidido que los funcionarios políticos del Gobierno de Mendoza cobrarán sus sueldos hasta la suma de pesos cincuenta mil ($ 50.000) en el mes de marzo. Exceptuando a los funcionarios del Ministerio de Seguridad y del Ministerio de Salud”, publicó el gobernador en su cuenta oficial de Twitter.

El fondo que se generará con este recorte se destinará a la compra de insumos "para la emergencia sanitaria, así como la emergencia económica que esto genera", remarcó. 

A la par, el gobernador había invitado a los poderes Legislativo y Judicial a imitar la medida, e hizo extensiva la invitación a otras áreas estatales: "A funcionarios constitucionales, directores y gerentes de empresas del Estado, entes reguladores e inclusive a empleados públicos con altos sueldos, no afectados en forma directa a la emergencia, a tomar la misma medida atento a la extraordinaria situación que vivimos".

 

 

Una medida que se tomó hace 19 años en una dura crisis del país

La decisión de Suarez de recortar los salarios de los funcionarios trae a la memoria la postura que adoptó hace 19 años el ex gobernador Roberto Iglesias, en medio de la tremenda crisis del 2001

En aquel momento, el mandatario provincial dispuso que sus funcionarios tuvieran una rebaja de hasta el 20%, mientras que también recortó el salario de los empleados públicos. 

En las crónicas de la época se anunciaba cómo sería el recorte escalonado:  la reducción era del 9% para quienes percibían de $500 a $1.000, llegaba al 11% para los que cobran de $1.000 a $2.000, del 16% para los que tenían  haberes de $2.000 a $4.000 y del 20% para los mayores de $4.000.

 

Fuente: MEDIOS  

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar