Directora de minería de Malargüe: `La Ley 7.722 carece de fundamentos´

 

Verónica González, la geóloga que tiene a cargo la cartera de Minería, Industria y Energía del sureño departamento, explicó por qué cree que la norma impide el crecimiento del departamento.


"Que un proyecto [minero] que a cada paso tiene que presentar un informe ambiental, que está hecho por científicos y técnicos y evaluado por científicos y técnicos, después tenga que pasar por la Legislatura es someter un estudio científico objetivo a un juicio de valor subjetivo", recalcó la Directora de Minería, Industria y Energía de Malargüe, Verónica González, en una entrevista que concedió a la periodista mendocina, Ana Montes de Oca, para el diario Mendozapost.

González es geóloga, ya fue confirmada en su cargo por el intendente electo, el oficialista Juan Manuel Ojeda. Confirmó al diario mendocino que "nadie de la Legislatura (ni los representantes de Malargüe ni de otros departamentos) fueron a consultarla respecto de la minería y de la Ley 7.722.

La funcionaria arremetió contra la 7.722, conocida comúnmente como “Ley Antiminera”, que en rigor de términos, no es en realidad prohibitiva de la actividad, pero sí la restringe “a los efectos de garantizar los recursos naturales con especial énfasis en la tutela del recurso hídrico” –tal como dice el texto en su artículo 1°-. No obstante, en su ponderación de la ley, la Directora malargüina afirmó lo contrario: “La Ley 7.722 es una norma afectiva ya que carece por completo de fundamentos. Desde el artículo 1, no fundamenta el por qué, simplemente prohíbe".

Al respecto, agregó: "La peor traba que tenemos es la seguridad jurídica porque si no tuviéramos esta ley que nos prohíbe todo, tal vez podríamos atraer más inversores. Con esta ley cada paso que se da tiene que tener un informe ambiental pero resulta que los hacés, los pasás y después los legisladores dicen que no y ¿qué hace la empresa? Esto pasó con el proyecto Huemul [NdR: de explotación de Uranio, en Malargüe], que pasó la declaración ambiental y cuando llegó a la legislatura, ni siquiera lo trataron".

Para Verónica González, la La minería es generadora de crecimiento.

 

Además, explicó la funcionaria que en Malargüe aún no se conoce la potencialidad exacta, justamente, porque “sólo las puedo saber haciendo la exploración, pero aunque en esa etapa no se utiliza agua ni ningún material tóxico, igual tenemos que pasar por un referéndum de la Legislatura".

La Directora de Minería reiteró que "la exploración es necesaria, que no me dejen estudiar mi propia provincia y qué recursos tengo es triste, primero tengo que conocer; después podemos ver si puede llegar a ser mina o no, porque se tienen que dar un montón de condiciones”, le expresó a la periodista Montes de Oca.

En el artículo referido –bajo el subtítulo de `Desinformación y Pobreza´-, se advierte en que la desinformación sobre el tema “redunda en crear pobreza”, idea que se desglosa en virtud del ejemplo que plantea la funcionaria de Malargüe: “El yacimiento de oro Don Sixto es un gran ejemplo: ahí trabajaban en la etapa de exploración unas 100 personas, con ese trabajo habían pasado de tener un ranchito a hacerse la casa de material, cambiaron el caballo por una camionetita, y en 2007, cuando salió la 7.722 que frenó el yacimiento, toda esa gente volvió a tener una economía de subsistencia ¿Ellos no tienen derecho a vivir mejor?", preguntó la funcionaria.

González además hace hincapié en el contexto y las características geográficas de Malargüe, que hacen que el departamento quede fuera de las posibilidades de otros oasis de Mendoza, y de la “matriz económica de la agricultura”. Dijo al respecto que “es necesario ver el contexto: Malargüe tiene características geográficas que no condicen con Cuyo, no hay superficie para cultivar y el clima tampoco ayuda, queda afuera de la matriz económica de la agricultura. Pero además, el agua aquí es de muy mala calidad porque está llena de minerales que no son buenos para la salud. Entonces, por ejemplo, la empresa que tenía la exploración de Don Sixto, tenía el compromiso de buscar aguas de mejor calidad, en napas más profundas, aptas para el consumo. Al frenarse el proyecto también se frenó esa posibilidad".

Aseguró que la minería es generadora de crecimiento, “porque para poner en funcionamiento un yacimiento hace falta mejorar el lugar. Hacer llegar el tendido eléctrico, crear y mantener rutas de acceso, buscar agua potable... Y eso lo hacen las empresas que vienen a invertir, porque nadie más puede hacer eso, el Estado no tiene la posibilidad de hacerlo, entonces ¿por qué quitarle esa posibilidad a la gente de Malargüe?”.

Se refirió también al tema de las regalías. Propuso que "Mendoza tiene la posibilidad de hacer una Ley de Regalías que sea ejemplo y que asegure que no sólo van a ganar los malargüinos sino todos los mendocinos, incluso los que están en contra de la minería, porque el recurso es de todos".

En el mismo sentido, explicó: "La gente cree que si sabemos que hay cobre en tal lugar, ya vamos a ir a sacarlo y venderlo, pero la actividad minera lleva años de inversión sin que se vea un peso. El ejemplo es Vale, de donde nunca se llegó a sacar un kilo de sal de potasio. Entonces hablan de las regalías y en Mendoza no se puede hablar de regalía porque sin extracción no hay regalías."

 

Por Redacción Ojos de Café (con información de Mendozapost)

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar