Triunfo para Trump: fue absuelto por el Senado en el impeachment y va por la reelección

 

Por Rafael Mathus Ruiz, La Nación // El resultado era esperado, considerando que la vasta mayoría de los legisladores republicanos ya había anticipado que se alinearía detrás del jefe de Estado. El único republicano que rompió filas en la primera votación fue Mitt Romney.


En una votación histórica, el Senado de Estados Unidos absolvió al presidente Donald Trump en el juicio político iniciado por la oposición demócrata para destituirlo por el `Ucraniagate´, el mayor escándalo de su presidencia. La absolución le brindó un triunfo a Trump, que podrá concluir su mandato y buscar su reelección, recostado en un respaldo casi unánime entre los republicanos y la solidez de la economía.

Unos minutos después del veredicto, Trump publicó un video en Twitter donde se ve una portada de la revista Time en la cual van apareciendo las leyendas "Trump 2024", "Trump 2028", "Trump 2032" y otros años sucesivamente, uno detrás de otro, en una sugerencia directa a una reelección indefinida.

"Trump para Siempre", cierra el mensaje.

El juicio político a Trump profundizó las divisiones en Estados Unidos y entre republicanos y demócratas en Washington.

La oposición acusó a Trump de abusar del poder de la presidencia para favorecer su reelección al presionar al gobierno de Volodomir Zelensky de Ucrania a que investigara a Joe Biden, uno de sus rivales políticos, y también por intentar bloquear la investigación siguiente del Congreso. Para la oposición, Trump abusó del poder de la Casa Blanca, violó la constitución y trató de corromper la democracia.

Los republicanos se alinearon detrás de Trump y lo defendieron, al considerar que nada de lo hecho por el mandatario justificó la ofensiva de los demócratas. El oficialismo en el Senado impidió que testificaran nuevos testigos o se presentaran nuevas evidencias en el juicio político. Muchos legisladores oficialistas replicaron la defensa de la Casa Blanca y tildaron al juicio de "farsa", "payasada" o "golpe de estado". Los republicanos más alejados a Trump criticaron su movida, pero, así y todo, lo absolvieron.

Trump, anoche, en el discurso del Estado de la Unión (Foto: AP)

 

El veredicto del juicio político estaba descontado desde el inicio del impeachment, el tercero en la historia de Estados Unidos. El juicio nunca contó con apoyo de los republicanos, férreamente alineados con Trump, quien atacó desde el primer día todo el proceso, al considerarlo una ofensiva política orquestada por los demócratas para deshacer su triunfo en la elección presidencial de 2016.

"El Presidente se complace de poner en el pasado este último capítulo de comportamiento vergonzoso de los demócratas, y espera continuar su trabajo en nombre del pueblo estadounidense en 2020 y más allá", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

 

Sorpresa

La votación final en el Senado ofreció una notable sorpresa: Mitt Romney, excandidato presidencial republicano en 2012 y senador por el estado de Utah, declaró culpable a Trump del principal cargo en su contra en el juicio político, "abuso de poder". La votación final terminó con 52 votos declarando a Trump inocente, y 48, culpable. Romney se sumó a la bancada demócrata. La votación sobre el cargo de "obstrucción del Congreso" fue en líneas partidarias, 53 a 47. Romney votó con los republicanos.

"La grave pregunta que la constitución le pide a los senadores que respondan es si el presidente cometió un acto tan extremo y atroz que alcanza el nivel de un alto crimen y un delito. Sí, lo hizo", dijo Romney en el Senado, antes de la votación. "Los motivos del presidente son personales y políticos. En consecuencia, el presidente es culpable de un terrible abuso de la confianza pública", fustigó.

El fuerte discurso de Romney marcó un momento político extraordinario en la historia de Estados Unidos: bajo enorme presión, Romney quebró con los republicanos y se convirtió en el primer senador de la historia que votó a favor de condenar y destituir a un mandatario de su propio partido. Un senador demócrata, Brian Schatz, salió del Senado quebrado, intentando retener las lágrimas. "Restauró mi fe en la institución", dijo a los periodistas.

Con su voto, Romney aniquiló una de las principales líneas de defensa de Trump: que el juicio político fue una movida puramente partidista.

"Ahora es oficialmente un miembro de la resistencia y debería ser expulsado del Partido Republicano", tuiteó Donald Trump Jr., hijo del presidente.

En última instancia, Trump logró salir ileso del impeachment gracias a su elevada popularidad, en participar el enorme respaldo con el que cuenta entre los republicanos.

La última encuesta de Gallup mostró que Trump tiene una aprobación del 49% de los estadounidenses, y un 94% entre los republicanos. Detrás de ese respaldo aparece la bonanza económica de Estados Unidos. Según Gallup, la confianza de los estadounidenses en la economía es mayor que en cualquier otro momento en las últimas dos décadas, y la satisfacción nacional es la más alta en casi 15 años.

 

Fuente: La Nación / Autoría: Rafael Mathus Ruiz

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar