Opinión: ´Coincidir con la gente´ - Por Francisco Mondotte

 

Los líderes del Gobierno están decididos a imponer como un tema de agenda nacional la unificación de las elecciones PASO y las generales.  Es de una insensatez alarmante que funcionarios que conocen de primera mano los datos aterradores de la pobreza, la caída del empleo y el alarmante aumento de casos de COVID-19 en Argentina, estén enfocados en un tema que únicamente le interesa a ellos.


Los líderes del Gobierno están decididos a imponer como un tema de agenda nacional la unificación de las elecciones PASO y las generales. El último fue Sergio Massa, Presidente de la Cámara de Diputados, que ensayó una justificación sanitaria para imponer de manera  encubierta una Ley de Lemas.

Es de una insensatez alarmante que funcionarios que conocen de primera mano los datos aterradores de la pobreza, la caída del empleo y el alarmante aumento de casos de COVID-19 en Argentina y que son los mismos que las ciudadanía eligió para dar respuesta a sus problemas, estén enfocados en un tema que únicamente le interesa a ellos y que claramente no es prioridad para la gente que sufre la grave situación económica, social y sanitaria en la que estamos.

¿Cómo se entiende tanta insensibilidad? ¿Cómo es posible que no puedan conectarse con la ciudadanía y advertir cuales son las urgencias del momento? Se me ocurre una sola explicación: no es un tema de capacidad sino de interés, no les importa.

En épocas de crisis sería lógico profundizar la defensa de las instituciones y las normas existentes. Sin embargo desde el Gobierno avanzan en su lucha por acrecentar su poder, un poder que ya tienen y no usan para dar soluciones a las necesidades de los argentinos. Están buscando, entonces, un mejor resultado electoral para tener más legisladores y garantizarse mayorías para una agenda que es la de ellos y no la de los votantes.

Si la representación no se ejerce responsablemente y se traiciona el mandato popular, desviándose del camino por el que transitan las personas que dan sustento a la existencia de un gobierno, la única resultante es que cada vez se descrea más de la política.

Es necesario que la dirigencia nacional gobernante se dé cuenta de que debe retomar contacto con la realidad, aplacar su ambición y trabajar para hacer coincidir su camino con el camino de la gente.

Sólo para reforzar la necesidad de esta forma de encarar el resto de su gestión, me permito recordarles una expresión del creador y líder histórico del partido que dicen representar:

Para poder gobernar es menester no aferrarse siempre a la propia voluntad, no hacerles hacer siempre a los demás lo que uno quiere, sino permitir que cada uno pueda hacer también una parte de lo que desea. "Conducción política" (1952), Juan Domingo Perón.

 

 

Por Francisco Mondotte 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar