Día de la Democracia: Nota de opinión por Francisco Mondotte

 

El 15 de septiembre de 1997 la Unión Interparlamentaria adoptó la Declaración Universal sobre Democracia que reafirma sus principios y los elementos y prácticas necesarios para un gobierno democrático. Es por ello que desde 2008 se celebra en esta fecha el Día de la Democracia.

 

 

Columna por Francisco Mondotte, concejal de San Rafael.

 

Las Naciones Unidas instituyeron el 15 de septiembre como el Día Internacional de la Democracia, invitándonos a interpelarnos de manera concreta, ¿qué podemos y debemos hacer para tener una sociedad más libre e igualitaria?

Así como la generación de quienes hoy tienen más de cuarenta años entendió la democracia como oposición a las dictaduras y tuvo como desafío la recuperación del estado de derecho en 1983 y el cierre definitivo de la etapa más oscura de nuestra historia, quienes estamos en la primera mitad de nuestras vidas tenemos como desafío colectivo darle a la democracia contenido, densidad y herramientas concretas para que se convierta en algo más que la oposición a las dictaduras, en una efectiva herramienta de desarrollo equitativo.

A la democracia formal, recuperada en 1983, debemos dotarla de democracia sustancial acorde a los tiempos y desafíos del siglo XXI.

Conseguirlo, exige aportes en los diferentes niveles de organización. Por eso enfoco este día desde la mirada local y con el objetivo de aportar tres pilares para darle sustancia a la democracia sanrafaelina.

Primero, debemos darle continuidad al reciente fallo de la Suprema Corte provincial que limita a una las reelecciones de los intendentes. ¿Cómo? Propiciando una reforma que limite también las hoy indefinidas reelecciones de los concejales. La democracia se nutre de alternancia en el ejercicio de los cargos públicos, podemos decir que la limitación de mandatos es un insumo sin el cual, no hay democracia sustancial. Solo la limitación de reelecciones garantiza que el Estado no se concentre en un grupo de individuos y que en tal caso, el poder formal quede preso de un ejercicio despótico, arbitrario y abusivo del poder.

Segundo, San Rafael como cada localidad del país, debe cuidar como el oro intangible de la democracia, la libertad de prensa. Las redes sociales ayudan, la mensajería instantánea en celulares colabora, pero necesitamos garantizar todos que quienes ejercen la noble tarea de comunicar, lo puedan hacer con absoluta libertad, que la opinión no esté limitada por sugerencias y que la pluralidad de ideas que tenemos en la sociedad, se replique sin recortes en los medios de comunicación.

Finalmente, debemos avanzar en el acceso a la información pública. San Rafael es uno de los departamentos de Mendoza que aún no ha adherido a la ley provincial que garantiza para cualquier mendocino, el acceso a expedientes, licitaciones, resoluciones y demás piezas legales a través de las cuales se ejecutan decisiones, asignan recursos o efectúan nombramientos. La información al alcance de todos es un condimento sin el cual la democracia, pierde esencia.

Estos tres objetivos deberían formar parte de un acuerdo local para cuidar la democracia sanrafaelina, un acuerdo que trascienda fronteras políticas, que una a instituciones intermedias, académicas, públicas y gremiales. San Rafael necesita dar un salto de calidad democrática y hacerlo, está en manos de todos nosotros. Este 15 de septiembre, cuando escuchemos que se celebra el día de la democracia, más que mirar la historia, miremos el futuro y comprometámonos en darle a la democracia local el contenido que necesita para ser la herramienta de desarrollo en libertad.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar