OSEP San Rafael trabaja en un programa para tratar el EPOC, que puede prevenirse

 

“Se trata de una enfermedad pulmonar frecuente que causa dificultades para respirar. Con el tiempo suele ser invalidante por lo que su detección temprana es fundamental. Su principal causante, aunque no único, es el cigarrillo. Es una enfermedad que no siempre se llega a diagnosticar y puede ser mortal”.

La EPOC está relacionada con el consumo permanente del cigarrillo. Se caracteriza por manifestarse a partir de los 15 años de fumar, en personas de más de 40 años, con episodios frecuentes de tos que pueden estar acompañados de mucosidad y desencadena en la falta de aire.

Cuanto más fume una persona, más probabilidad tendrá de desarrollar esta enfermedad, cuyo grado de severidad puede variar. Hay que buscar la causal en enfermedades genéticas, exposición pasiva en ambientes cerrados e intoxicación con combustión de leña.

Esta patología tiene la particularidad  que aparece en las edades medias y avanzadas de la vida y cuando empieza la etapa de limitaciones, por lo general son personas próximas a los 60 años. Esto conlleva a una complejidad desde lo laboral, afectando al desarrollo y producción cotidiana del trabajo, hasta el deterioro de los vínculos sociales e inclusive familiares.

¿Cómo se detecta?

Cabe destacar que la EPOC no es curable sino tratable, a través de broncodilatadores que van a mejorar la respiración y la realización de actividades físicas. El tratamiento puede aliviar los síntomas, mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de muerte.

Para detectar EPOC se realiza una espirometría, que es una prueba de función respiratoria muy útil y efectiva, inocua y no invasiva. El estudio permite detectar una obstrucción bronquial característica de la EPOC y a partir de allí se harán otros diagnósticos para enfermedades asociados como pueden ser trastornos cardiovasculares, cardiopatías isquémicas y patologías tumorales de pulmón.

Es importante la realización de una espirometría con el fin de medir la capacidad de transportar aire a las vías respiratorias, siendo el método más efectivo para diagnosticarla. Este examen mide el volumen de una respiración efectuada con un máximo esfuerzo y la rapidez con que se respira el aire.

OSEP previene

En toda la estructura edilicia de OSEP está prohibido fumar lo que genera un espacio libre de humo de tabaco.

También existe una intensa campaña masiva de prevención invitando a todos los afiliados y población en general a dejar de fumar. Además OSEP San Rafael cuenta con el servicio de Neumología, dispuesto para un tratamiento adecuado.

El programa va logrando los objetivos planteados

La sede OSEP San Rafael lleva adelante un “Programa de Rehabilitación Cardiopulmonar” compuesto por un equipo interdisciplinario de nutricionistas, enfermeros, profesores de educación física y cardiólogos dirigido a pacientes cardíacos y con EPOC con el objetivo de mejorarles la calidad de vida.

Actualmente la delegación cuenta con cuatro pacientes en rehabilitación con EPOC con edades entre 50 y 70 años, tres con EPOC moderado y sólo un caso de EPOC leve. Estos pacientes se encuentran con una mejor calidad de vida desde que iniciaron el tratamiento.


 

Para mayor información de los Programas de Rehabilitación Cardiopulmonar y Unidad de Prevención y Cesación Tabáquica, el afiliado deberá concurrir personalmente a la sede de OSEP San Rafael, Gutiérrez 343, de 7 a 20.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar