Día Mundial del Sexo: trece beneficios que genera practicarlo

 

La fecha del Día Mundial del Sexo se estableció con referencia a una posición del Kamasutra, el "69". The Canadian Journal of Human Sexuality afirmó en un estudio que apenas el 28 % de las mujeres de entre 18 y 24 años reconocían disfrutar el sexo oral practicándolo y recibiéndolo. Este porcentaje aumentaba considerablemente más cerca de los 40 años, informó Clarín.

El 20 % de las mujeres argentinas son anorgásmicas, es decir que no alcanzan el orgasmo o rara vez lo hacen, y una de las causas productoras de la disfunción es el desconocimiento de su zona erógena, además de reprimir las sensaciones placenteras que provienen de ella. Dicho conocimiento del cuerpo erógeno se adquiere por la autoexploración, la masturbación y la predisposición a querer saber y entregarse al placer, dijo Walter Ghedin, médico, psiquiatra y sexólogo al diario Infobae. Por su parte, son pocos los hombres que se permiten explorar sus propias sensaciones corporales no fálicas, o pedirles a sus parejas que los estimulen de un modo no convencional.

No obstante, y más allá del coito de unas y otros, mantener relaciones sexuales genera varios beneficios a la salud, según coinciden expertos consultados por distintos medios. A saber: 

1. Mejora el sistema inmune

Tener sexo tiene innumerables beneficios para la salud y uno de ellos es que mejora el sistema inmune. Los niveles altos de la hormona DHEA, conocida como un químico antiedad que produce el propio cuerpo, parecen ser la clave para estar y mantenerse sano. Durante el sexo, el cuerpo produce grandes cantidades de DHEA, por lo que nivel de este químico en la sangre aumenta hasta 5 veces su cantidad normal.

2. Mejora el estado de ánimo

Además de la hormona DHEA, durante la conducta sexual, el cuerpo libera una serie de neuroquímicos en el cerebro que producen sensaciones placenteras y mejoran el bienestar. Puesto que tener relaciones sexuales activa lo que se conoce como el área o región cerebral del refuerzo, el sexo aumenta los niveles de serotonina o endorfinas entre otros neurotransmisores y, en consecuencia, hace que nos sintamos más activos y animados.

Asimismo, la investigadora estadounidense Debby Herbenick descubrió que los adultos que hacían el amor a primera hora de la mañana eran más optimistas durante el resto del día que aquellos que no tenían sexo matutino.

3. Rejuvenece

Tener una buena dosis de sexo con cierta frecuencia nos rejuvenece, y nos hace sentir y vernos más jóvenes. Esto es lo que demostró un estudio de David Weeks, un psicólogo clínico del Royal Edinburgh Hospital.

Sus resultados fueron expuestos en una conferencia de psicología y mostraron que las personas que tienen una vida sexual activa aparentan de 5 a 7 años menos. Sin embargo, el investigador de este estudio, que por cierto duró diez años, afirmó que lo importante no es la cantidad de sexo, sino la calidad.

4. Mejora la fertilidad

Tener sexo mejora la fertilidad, pues los estudios en esta línea de investigación muestran que a más cantidad de sexo, mejor calidad del esperma. Según los datos de ese estudio, la calidad del esperma es mejor cuando hace menos de 2 días que se ha tenido el último encuentro sexual. Por tanto, las largas temporadas sin contacto físico y sin eyaculación, provocan que la calidad del semen empeore.

5. Combate el resfriado y la gripe

Tener sexo puede ser el mejor medicamento para combatir la gripe y el resfriado, pues tener relaciones sexuales una o dos veces a la semana aumenta, hasta en el 30 %, los niveles de un anticuerpo llamado Inmunoglobulina A (IgA), que actúa como protector contra el resfriado y la gripe.

6. Alarga la vida

La práctica sexual frecuente no solamente es placentera, sino que ayuda a vivir más. Esto es lo que piensa un grupo de investigadores australianos, que encontraron que aquellas personas que tenían sexo al menos tres veces por semana sufrían hasta el 50 % menos de posibilidades de morir por alguna enfermedad.

7. Mejora el estado físico

El sexo es uno de los mejores deportes. Unos 30 minutos de acción sexual queman hasta 100 calorías. No solo esto, sino que las distintas posturas que se pueden llevar a cabo ayudan a trabajar diferentes músculos del cuerpo.

8. Reduce el dolor

Tener sexo reduce el dolor gracias a la liberación de endorfinas, consideradas opioides naturales porque las produce el propio cuerpo. Las investigaciones muestran que los dolores musculares y cervicales se alivian con el sexo, y las mujeres, además, sienten menos dolor menstrual cuando tienen relaciones sexuales.

9. Mejora la salud cardiovascular

Como si de un deporte se tratase, practicar sexo es salud y mejora la capacidad cardiovascular de las personas. Un grupo de científicos que publicaron su estudio en la revista Epidemiology and Community Health afirman que tener sexo una o dos veces por semana reduce a la mitad el riesgo de un ataque cardíaco, en comparación con aquellas personas que solamente tienen relaciones sexuales una vez al mes. Otro estudio, realizado en Israel, comprobó que aquellas personas que tienen sexo dos veces a la semana tienen hasta el 30 % menos de posibilidades de padecer un infarto.

10. Aumenta la autoestima

Tener sexo te hace sentir mucho mejor contigo mismo y es básico para que sintamos que los demás nos valoran y nos aprecian. Según la Universidad de Texas (Estados Unidos), las personas que más sexo practican gozan de una mejor autoestima.

11. Mejora la piel

Según una investigación llevada a cabo por la Royal Edinburgh Hospital, el sexo tiene un efecto positivo en el proceso de renovación de la piel, igual que el trabajo aeróbico. Los investigadores encontraron que el sexo vigoroso hace que el organismo bombee niveles más altos de oxígeno alrededor del cuerpo, aumentando el flujo de sangre y nutrientes a la piel. A su vez, favorece el desarrollo de las células nuevas de la región cutánea, lo que hace que esta se vea más saludable.

12. Reduce el estrés

Uno de los beneficios físicos y psicológicos de la práctica sexual es que reduce el estrés. Este efecto beneficioso de tener sexo es de lo que habla una publicación de la revista Psychology.

El artículo explica que los resultados de la investigación muestran que las personas que habían tenido relaciones sexuales en las últimas 24 horas padecían menos estrés que aquellos individuos que no habían tenido sexo. La clave parece estar en que tocar y acariciar durante y después del sexo reduce los niveles de cortisol del cuerpo, la hormona que segrega el organismo ante las situaciones estresantes.

13. Ayuda a dormir mejor

El sexo ayuda a dormir mejor porque puede hacernos sentir más cansados después de la actividad sexual y, además, estimula la producción de melatonina. Las funciones de este neuroquímico son variadas, pero una de las más conocidas es que contribuye a inducir al sueño profundo.

 

Cabe destacar la importancia de realizar prácticas sexuales seguras y recordar la necesidad del uso del preservativo como el método anticonceptivo que permite, además, prevenir el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

 

Fuente: Unidiversidad

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar