Los datos que muestran el crecimiento del cultivo de frutos secos en Mendoza

 

Hay una gran demanda en los países árabes de buenos productos certificados, en gran cantidad y calidad y Mendoza está en condiciones de proveerlos. Para ello unen fuerzas el sector privado con el estatal. Aquí, los datos que arroja el censo realizado y que muestra el potencial del sector, y la búsqueda de dinamismo.


La producción de frutos secos avanza a paso firme en el territorio provincial. Así lo informó el Gobierno de Mendoza. En este sentido y según el último censo realizado por el Instituto de Desarrollo Rural (IDR), Mendoza es la principal provincia productora de nueces con más de 5.000 hectáreas cultivadas. Le siguen en territorio cultivado el almendro con 2.085 hectáreas y el pistacho con 32 (se estima que esta cifra ascendió a 150). Además, Mendoza produce castaña en poco más de 10 hectáreas y avellanas en una superficie que no supera la hectárea.

Con más de 600 propiedades, en Mendoza se ha observado un crecimiento del 30% en la producción y esto se debe al incremento sostenido del consumo interno, producto del cambio de hábitos de consumo en la incorporación de alimentos más sanos para el organismo, y de la demanda externa que se incrementó en un 60% durante los últimos 10 años.

 

Sector con oportunidad de crecimiento

Ante esta situación, desde la Subsecretaría de Agricultura y Ganadería de Mendoza, a cargo de Sergio Moralejo, se coordinó un encuentro virtual con referentes de la Asociación de Frutos Secos Mendoza (AFSM), a los efectos de trabajar en conjunto políticas orientadas al desarrollo y crecimiento del sector.

En este sentido, Valentina Navarro Canafoglia, directora de Agricultura señaló que, desde su dirección, se instrumentarán medidas para impulsar y potenciar al sector: “Creemos que es un espacio que tiene grandes oportunidades de crecimiento. En 2017 Mendoza contaba solo con 32 hectáreas de pistacho y actualmente se estima que hay unas 152 aproximadamente, esto es un claro ejemplo. Por otro lado, el consumo interno de almendra se abastece mayormente a través de importaciones, y es allí donde se puede ver claramente una oportunidad de expansión en superficie cultivada”.

Más de 5.000 hectáreas cultivadas de nueces y 2.085 hectáreas de almendros en la provincia.-

 

Uno de los puntos en los que se trabajó, en el marco del encuentro, fue el de la seguridad y en este sentido Navarro añadió: “Acordamos trabajar conjuntamente en todas las temáticas planteadas desde el sector, y algunas de ellas son la seguridad durante la cosecha y el traslado del producto. Contamos con herramientas que se deben aplicar y acordamos trabajar en conjunto en aquellas alternativas que sean necesarias para contrarrestar este flagelo”.

“Por otro lado, vamos a intensificar la aplicación de los protocolos sanitarios, las buenas prácticas agrícolas e incentivar la exportación y la promoción interna a los efectos de impulsar el consumo de estos productos”, remarcó la titular de Agricultura quien destacó, además, que se intensificarán los trabajos de control de plagas como la carpocapsa, Ectomyelois, la ardilla de vientre rojo o las aves que perjudican la producción como es el caso de las catas.

 

Qué dicen los productores

Arturo Soriano, productor frutihortícola y presidente de la asociación que nuclea a productores de este sector, hizo un repaso de los comienzos de la institución a su cargo: “Allá por 2014 se comenzó a trabajar en las posibilidades de contar con un clúster representativo del sector, con el apoyo del Gobierno de Mendoza y la Nación. Esto nos permitió recopilar un caudal de información muy importante para dar los primeros pasos de la Asociación de Frutos Secos de la provincia de Mendoza”.

“La reunión fue muy buena, pudimos dar a conocer la realidad del sector, el más dinámico dentro de la fruticultura de Mendoza en los últimos 10 años”, remarcó Manuel Viera Aramburú, coordinador de la (AFSM) y agregó: “Las autoridades tomaron conocimiento del desempeño de la cadena en su conjunto, ya que nuestra entidad nuclea a productores primarios, viveristas, distribuidores en mercado interno y a exportadores”.

“Las inquietudes se relacionaron con la defensa de la calidad del producto y el estatus sanitario de Mendoza. También hablamos de las estrategias de manejo para plagas, de una mayor atención desde todos los organismos de Gobierno hacia la cadena de frutos secos, desde financiamiento hasta el refuerzo del sector a través de programas estratégicos mediante el IDR o el Iscamen”, destacó Viera.

Por último, el coordinador de la institución sostuvo que, tanto desde la Asociación como desde Gobierno, se comprometieron a colaborar en conjunto y a encaminar la mayoría de los temas a través de gestiones en las instituciones específicas que pueden dar respuesta a los requerimientos volcados desde la AFSM.

 

 

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar