Ficciones: `Musa´ - Por Santiago Clément

 

En esta segunda entrega de cuentos, el autor mendocino se inspira en una fotografía de Dane Shitagi, de la serie "Bailarinas Urbanas". De esa imagen nace este breve relato, titulado "Musa". 


¡Sopla, viejo, sopla tu saxofón!, deja sueltos tus dedos mientras yo bailo a tu alrededor con todo lo que tú eres. Cierra los ojos y observa ese río que fluye en tu mente. ¡Hoy harás muchas monedas, viejo!, hasta quizás algún billete, si dejas que te recorra, que vuele a tu alrededor, que suba y baje, que amase tus recuerdos, que haga burbujas en tu infancia, que tome tus amores y los mezcle, los enrede con una tarde lluviosa, con un sol tibio en un otoño, con una mano desconocida, de dedos como dulces, que bajan por tu espalda (treinta años atrás). ¡Abandónate, viejo! Deja que baile con tu alma, deja que resucite miradas, que salpique lágrimas en tu rostro y aplauda risas en tus oídos, tú sólo abandónate, tú sólo ponle música a todo aquello. ¡Vamos, viejo! Por qué dudar si yo vengo a ti cada vez que tomas tu saxofón. Tú sabes que en todos estos años, que son tantos que ya ni los recuerdas, nunca te he faltado. Entonces, déjate ir como siempre; yo me ocuparé del resto. ¡Sopla, viejo, sopla, mueve tus dedos! Déjame que estruje tu corazón, viejo, sólo un poco; déjame que lo sacuda; a qué temer si tus cicatrices ya son cayos. Déjame que baile con tus muertos, viejo, con tus hondas penas y tus delirantes maravillas, tú ponle música, que aquí, tu musa, se ocupa del resto. ¡Vamos, viejo!, que entre todos los hombres a ti te he elegido y hasta el final te acompañaré, y el melancólico día de tu muerte, como regalo póstumo, soplaré inspiraciones a quien, frente a tu tumba, exprima el último llanto a tu saxofón.

 

Por Santiago Clément // Fotografía portada: Dane Shitagi


 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar