Ciclo de literatura en Ojos de Café: Otras Geografías – Marcos Martínez

 

Nuestro diario se caracteriza por apostar a la difusión de la cultura local. Nos gusta que nuestros músicos, artistas plásticos, actores y escritores se sientan bienvenidos en este medio, presenten su trabajo y relaten sus historias de vida. Es por eso, que a partir de esta semana publicaremos cuentos de escritores locales, literatura sanrafaelina que permanece en el under y que merece ser compartida.

Comenzaremos este ciclo compartiendo la obra Otras Geografías, del escritor Marcos Martínez. Marcos, quien nació en enero de 1985 en San Rafael, es escritor, actor, director y profesor de teatro. Es ganador de los premios: Certamen Literario Vendimia 2012 -Dramaturgia- con ‘Liniers, el traidor’, Certamen Literario Vendimia 2015 -Narrativa- con ‘Geografía de la Villa para principiantes y Cuentos prescindibles’, Expreso literario 2015 -microteatro- con ‘Cuerpobjeto I del saber’, Certamen Literario Vendimia 2018.  –Dramaturgia- con ‘Gaslightning’. Todos editados por Ediciones Culturales Mendoza.

 

 

Luego de ‘Geografía de la Villa para principiantes’ y ‘Cuentos prescindibles’, el escritor nos trae una nueva recopilación de historias ligadas a nuestro entorno y a la realidad que nos interpela. Se trata de un conjunto de historias personales, vivenciadas por el mismo autor en muchas ocasiones, en las que encarna un rol de cronista, entrevistador, escritor y persona.

En el 2016, con un subsidio del Fondo Provincial de la Cultura, comenzó la travesía que llevaría a Marcos a distintos sectores de Mendoza y así poder ser parte de las historias que compartiremos de Otras Geografías.

Mediante entrevistas, reuniones, talleres, marchas, etc. el escritor logró recopilar distintas vivencias y testimonios, provenientes de sectores del territorio mendocino que actualmente permanecen “ocultos” en la cotidianeidad.

Invitamos a todos nuestros lectores a ser parte de estas experiencias, a transportarse a los lugares más recónditos de nuestra provincia para charlas sobre desalojos, madres desoladas, apostasías, en fin… luchas diarias.

 

 

A continuación algunos fragmentos de la obra:

“Hay gente que vino para poder decir que vino, pasó por la marea con desdén, esquivando, pensando que mejor sería el estacionamiento vacío, mejor sería que ese carnaval esté en su sitio, lejos. Otros, como yo, pensamos en las pinturas móviles y las fias, las simetrías, rostros y abrazos; celebramos todas las formas de la coincidencia”.

“Se hace difícil escuchar sin interferencia los discursos que compiten en un mismo espacio. Los sonidos enfrentados como viejos adversarios, un duelo de westerm, salvo que las calles no están vacías. Por momentos tengo que cambiar de posición para escuchar el sonido de la plaza, el micrófono abierto, la palabra múltiple, secundarios, académicos, ecologistas, trabajadores, vecinos, un poeta, Mi nombre es Fuentealba, Romina Tejerina, Johana, Bulacio. Del otro lado la voz constante y el tono parejo del gobernador que habla de tranquilidad social y justicia, parece un mal chiste para todes les que estamos de este lado de las vallas”.

“Llorar hace bien, porque descargamos mucho dolor y luego te ponés las pilas para la lucha diaria y repensar qué está bien o mal. La transparencia es como el agua, que veas por donde veas sigue siendo agua”.

 

Por Ailín Santander

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar