Taddeo Bruno, de regreso: vida y obra del artista se expondrá en el Museo de Bellas Artes Omar Reina

 

Taddeo Bruno nació en Roma (Italia) en 1935 y llegó con apenas 2 años al Sur mendocino. Alumnas de la Tecnicatura en Gestión Socio-Cultural del Profesorado de Arte IPA junto a la coordinación de docentes de la institución, rescatan su legado; la muestra se inaugura éste viernes 15, a partir de las 20 horas.


Reconocer y rescatar del olvido a quienes precedieron la escena contemporánea en el ámbito del arte de la región Sur provincial, es una de las tareas fundamentales para construir identidades locales y conservar el patrimonio simbólico que nos envuelve de sentidos.

A pesar que el campo de las artes visuales de San Rafael manifiesta movimiento e inquietudes varias, estudiantes y docentes del 2° año de la Tecnicatura en Gestión Socio-Cultural del Profesorado de Arte IPA 9-014 –dentro del marco de un proyecto de investigación que coordinan Nuria Sugrañes, Julieta Mauricio y Luis Freire-, intuyeron a modo de hipótesis “una deuda, un estado pendiente en el arte local”.

“Intuimos una escena artística local vigorosa y en movimiento, pero tal vez con cierta ingratitud y desconocimiento hacia el pasado.  Una deuda, un estado pendiente en el arte local que se manifiesta en recurrencia: a cada experiencia le sigue un olvido. Es decir, una historia construida a fuerza de intervalos, vacíos y páginas borradas; como un atentado a las continuidades pero también como un llamado a la memoria”. Así plantean, como problemática del campo de la gestión, las alumnas de la tecnicatura, Silvia Vega y Laura Nieto.

Por eso, en base a tales planteos, se propusieron rescatar la figura y las historias no narradas de Taddeo Bruno (1935-2013), activo artista plástico que participó junto a muchos otros artistas, de salones, muestras y acciones en el Centro Cultural Argentino, durante un período en el que hicieron que el  Museo de Arte Omar Reina –que funciona dentro del centro cultural- tuviera la relevancia que lo instaló luego a nivel provincial y nacional.

Las autoras del proyecto, al iniciar el “rescate” de la figura de Bruno, apenas contaban con cuatro cuadros de su autoría –que se hallaban en el mismo Museo Omar Reina-, y algunos recuerdos de viejos amigos y conocidos. Pero los primeros testimonios les fue llevando a otros, y de ahí a otros. “Una memoria oral empezó a reconstruirse: sus primeros años en Monte Coman, otros en San Rafael, su rebeldía, su necesaria locura, su escape a Buenos Aires, su huida al mundo”.

 

Y llegaron así, al amor de su vida: Ana Untsch, que actualmente vive en la capital argentina, en un departamento “porteñísimo y céntrico” de Buenos Aires. Durante tres días –en los que estuvieron con Ana- brotaron sus memorias, obras, papeles y cartas. “¿Qué era todo aquello con lo que nos habíamos encontrado?”, se preguntaron Silvia y Laura, junto a sus profesores.

Y de allí, de vuelta a inmiscuirse en la propia obra de Bruno. La respuesta debían “buscarla en una obra que se sembró aquí” pero que había brotado en otros lugares. “Sin embargo, había algo, como una presencia extrañamente local en esta obra, pues ¿qué otra cosa es lo local si no los paisajes presentes, los aromas y atmósferas que llevamos encima? Tal vez la localía es un don invisible”, dicen en el texto curatorial.

A partir de éste viernes 15, a las 20 horas en Bernardo de Irigoyen 148 –Museo de Bellas Artes Omar Reina-, quedará oficialmente inaugurada la muestra que trae a éste presente complejo los resultados del proceso de investigación de la vida y obra de Bruno. Además de las obras -2 xilografías, 2 serigrafías y una pintura-, el público se encontrará con cartas, artículos periodísticos de época, afiches y catálogos de antiguas muestras del artista.

 

 

Breve biografía de Taddeo Bruno

Taddeo Bruno nació en Roma (Italia) en 1935 y llegó con apenas 2 años al Sur mendocino. Empezó a pintar en Monte Comán, San Rafael, donde se había afincado.

Cursó estudios de dibujo y pintura en la Academia de Arte de San Rafael y en la Escuela Superior de la Universidad de Mendoza, con Sergio Sergi como alumno libre; en Buenos Aires, diseño y publicidad Juan Carlos Castagñino y Rodolfo Krasno; y en Venecia, litografía experimental con Robert Simon.

Realizó más de cincuenta muestras individuales y centenares de muestras colectivas. Ha obtenido importantes premios en Argentina e Italia, y es un referente del neoexpresionismo figurativo actual.

Además, es reconocido por su trayectoria en defensa de los Derechos Humanos, lo que lo llevó a exiliarse muchos años en Europa. Era un librepensador: una noche del ‘74, a las 2 de la madrugada, golpearon la puerta. “La Triple A se lo quiso llevar”. Aquella noche de terror le llamaron “sucio comunista, resentido”. En el gobierno estaba el peronismo. A Taddeo lo acusaron de ocultar armas. “Esta es mi única arma”, dijo levantando el pincel.

Bruno, al restituirse la democracia, volvió a la Argentina reiteradas veces. Finalmente, en 2013, falleció en la ciudad de Buenos Aires.

 

Por Agustín Mauricio, Ojos de Café

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar