Nicolás Barzola: Cuando vives de lo que amas

 

Complementando su pasión, la que ha desarrollado desde su infancia, Nicolás Barzola ha logrado lo que sin dudas es un sueño, la complicidad de la música con su trabajo.

Cuando sabes llevar las cosas adelante con esfuerzo, humildad y entusiasmo, lo demás simplemente llega. Ser músico, viajar con tu familia y por vueltas del destino, ser dueño de uno de los puntos artísticos más importantes de la ciudad.

Nicolás es actualmente el dueño de La Oficina - Resto Show Bar, en Av. Hipólito Yrigoyen 1076, un punto de encuentro para los artistas, para los amigos, para la familia. Y a pesar de que no siempre fue el propietario, el tiempo le demostró que aquel lugar, es su lugar.

“Vine en el 2011 de Maipú, contratado por una temporada por el anterior dueño de La Oficina, ubicado antes al lado del supermercado” relata el músico, quien en una tarde sábado se encontraba haciendo todos los preparativos para el show de aquella noche. “Tocaba en un dúo y decidimos venir a San Rafael a hacer temporada cansados de viajar”.

Tan solo un año más tarde, asentado en la ciudad, surge una sociedad que le da un lugar como propietario, y otro año más adelante, junto a su esposa eran dueños del bar.

Desde un principio aquel lugar ha apostado por mantener vigente los espectáculos como carta de presentación, y Nicolás apostó por aquella idea, manejar el bar y a su vez manejar los shows, otorgándole un lugar a cada artista que sepa entender la idea de que, La Oficina es un lugar pasarla bien.

“Lo más importante que puede transmitir un músico, es la humildad” afirma desde su posición como artista. “Siempre existió una especie de rivalidad o competencia inconsciente, una cuestión de probarse, de ver quien es más talentoso. Acá no existe, al músico que paso por esta puerta le aclare que no existe, acá se viene a compartir y a disfrutar”.

De este modo cada noche se asienta un espacio para todos los gustos, desde los miércoles con rock de los ´80 y ´90, las peñas de los jueves para los amantes del folclore, las noches de show y karaoke los viernes y sábados, y la incorporación más reciente del certamen de canto “Hacete escuchar” que actualmente se encuentra en su 2º edición con 70 participantes.

A todo esto Nicolás le da su toque. Participando en los espectáculos, subiéndose al escenario los miércoles y los fines de semana para cantar ofreciendo un show para que la gente se divierta, y para que principalmente el amor por la música que siente se complemente con su trabajo.

Humilde desde todos los aspectos, desde el ámbito profesional y como ser humano, en donde no se ve a sí mismo en el papel de dueño, ni de jefe. “No me pongo en el lugar de dueño, ni con la gente que viene, ni con la gente que trabajo”, de este modo se ha ganado el afecto de quienes lo rodean, quienes más que clientes, se han convertido en amigos que lo ayudan a seguir avanzando en su trabajo.  

Con sus dos hijos esperándolo en casa, con su esposa que ha sido su pilar en la vida y con suma gratitud, Nicolás Barzola ha logrado tener la dicha de complementar a la perfección su pasión y su trabajo.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar